Saltar al contenido

EnvÍo Gratis

Investigación

¿Cómo lograr un Entrelazamiento Cuántico con tu Pareja?

El Amor es un Entrelazamiento.

Estar a la distancia, puede doler. Todos hemos experimentado tener lejos a
nuestros seres queridos, ya sea en el tiempo o en el espacio, en completa Impotencia.


 
El Entrelazamiento Cuántico "Entanglement" nació negando la distancia. Schrödinger encontró que las partículas podían,  mantenerse conectadas sin importar la distancia que las separe. Si interactuaron en el pasado, mantienen la conexión.
 
Consideremos unas partículas que solo saben responder a una pregunta,  “sí” o “no”. Pongamos un par de estas partículas en interacción, de manera que ambas den siempre respuestas opuestas. La primera responderá al azar, y la segunda responderá lo contrario que la primera.
 
Pero ahora, para hacer las cosas más interesantes, alejemos muchísimo a las partículas. Aun así, cada vez que les hagas la misma pregunta a las dos, obtienes respuestas opuestas. La que sea. ¡Ésto es 100% REAL!
 
A éste fenómeno se le conoce como la Paradoja de Einstein-Podolski-Rosen (EPR).

¡Imagina poder utilizar ésta tecnología para tener comunicación en tiempo real en todo el Universo!
 
 Este entrelazamiento es aprovechado por los científicos para diseñar algoritmos de comunicaciones cuánticas y computadoras cuánticas. 

El Entrelazamiento Niega la existencia de la Distancia
 

¿Es frecuente es encontrar partículas entrelazadas?

Sí, muchísimo. Casi todos nuestros electrones están fuertemente entrelazados con sus vecinos, en el mismo átomo o en átomos vecinos, formando enlaces químicos. Estos enlaces de entrelazamiento son de corta distancia. Puedes tomar cualquier trozo de materia y preguntar “¿cuántos enlaces de entrelazamiento tiene este bloque con el resto del Universo?” La respuesta es proporcional al área de su superficie. ¿Por qué? Porque los electrones que viven dentro del bloque sólo tienen enlaces de entrelazamiento con otros electrones del interior del bloque. Sólo los electrones “de la superficie” pueden estar entrelazados con electrones del exterior. 
 
Ahora Imagina un bloque en el que cada electrón está entrelazado con un compañero que está fuera. La vida en este bloque es extraña. Cada electrón está emparejado con otro que está fuera de tu campo visual. Es imposible saber donde está. Así que cuando se se les formulan preguntas, los electrones responden de maneras extrañas, como si estuvieran locos.

No están locos… ¡Están enamorados!  Entrelazados

Seguramente has escuchado que el Espacio puede Curvarse. De hecho el Espacio es Curvo. La curvatura es lo que interpretamos como la fuerza de gravedad.

 

Los puentes de Einstein-Rosen (ER).

Si el espacio puede curvarse, quizás también pueda cortarse y pegarse. ¿Por qué no? Y entonces quizás podamos construir “atajos” en el espacio, conexiones entre lugares lejanos. ¿Quieres viajar de Madrid a Vladivostok rápidamente? ¡No hay problema! Un puente ER puede ayudarte.
 
Si las partículas de un par entrelazado parecen estar lejanas es porque están
conectadas mediante un puente ER que,  no puedes ver. Así que, cada vez que veas pares entrelazados,¡Estás Notando la curvatura del espacio a nivel cuántico! 


La Distancia no Existe.

 

La receta para la felicidad es entrelazarse con tus seres queridos, unidos para siempre, creando un Puente ER, sin importar la distancia o el tiempo. Siempre Conectados Permanentemente.

 

En física cuántica podemos explicar por qué estamos conectados cósmicamente con otros.

Todos hemos sentido la influencia de otra persona aun estando separados de ella. Una especie de unión cósmica trascendental: un mecanismo secreto detrás de la sincronía de nuestros sueños, o de los pensamientos al vuelo que luego resultan haber sido idénticos a los del ser lejano (como una especie de telepatía).

La física cuántica explica estos vínculos con el entanglement o Enlazamiento cuántico. Se trata de la conexión entre partículas subátomicas que no comparten el mismo espacio, pero que han estado en contacto en algún momento.

¿Acaso esa extraña conexión con el otro no rompe también las reglas de lo establecido? ¿Cómo es que lo sentimos tan cerca, estando tan lejos? Eso quizá pueda ser explicado por la no-localidad.

 

¿Enamorarnos de alguien que no conocemos y que está lejos?

En un estudio reciente, publicado en Science Daily, se comprobó que había otra forma de no-localidad además de las ya conocidas.

La nueva teoría postuló la conexión entre partículas que jamás han interactuado entre sí y que quizá ni siquiera se conocen, pero que comparten una especie de fundamental conexión que los investigadores han explicado a través de la metáfora de las emociones y los vínculos en el amor.

Se trata de algo así como la conexión que pudimos sentir de niños con un amigo imaginario, del amor platónico de juventud por algún rockstar o de ese enamoramiento por alguien que no conocemos físicamente, pero que quizá conocemos por cartas o alguna red Social.

Como sucede en el amor o la amistad, en la física cuántica las partículas subatómicas son capaces de realizar un vínculo más allá de un espacio compartido, e incluso más allá de si han interactuado o no.

 

Hasta aquí parece obvio por qué el físico Niels Bohr comparó el lenguaje de los átomos con la poesía, diciendo:

 "Cuando se trata de átomos, el lenguaje puede ser usado sólo como poesía. El poeta no está tan preocupado en describir los hechos como en crear imágenes y establecer conexiones mentales."

 

Esta conectividad subátomica sólo puede explicarse reinventando el tiempo mismo.

 

Amor subátomico más allá del tiempo

El vínculo entre partículas subátomicas puede ser atemporal. Esto explica la conexión entre lo que podríamos llamar las “partículas-amantes” en la teoría de la no-localidad.

Según los investigadores del estudio mencionado, realizado en la Universidad Chapman, existe cierta “indeterminación” creada por el tiempo en el mundo cuántico. El presente no sólo es afectado por el pasado, sino también por el futuro. Las partículas en el mundo cuántico ligan el futuro con el pasado en sutiles y significativas formas, trascendiéndolos de maneras que nos hacen pensar en la posibilidad de viajes espaciales o teletransportación cuántica.

Así, estas partículas pueden vincularse e influenciarse más allá del tiempo, sin importar lo que el futuro les depare. 

 ¿Amaríamos, aunque un universo se interpusiera entre nosotros y el otro? Quizá sí. Después de todo, el amor y la mecánica de las partículas subátomicas parecen ser las fuerzas que moldean el cosmos en su totalidad. Ambas son inexplicables y azarosas, pero irrenunciables

 

Publicación anterior
Publicación siguiente

Deja un comentario

Todos los comentarios del blog se verifican antes de su publicación.

Alguien compró recientemente un
Hace [time] minutos, desde [location]

¡Gracias por suscribirte!

¡Este correo ha sido registrado!

Compra el look

Ver Opciones

Visto Recientemente

Editar opción
¿Tienes dudas?
Notificación de nuevo en existencias
this is just a warning
Acceso
Carrito de compras
0 items
Metayantra México

Antes de que te vayas...

TAprovecha el 20% de descuento en tu primera compra

20% off

Ingresa el cupón de descuento para recibir un 20% de descuento en tu primera compra

GRACIAS2021

Continuar mi compra
Recomendado 3